dissabte, 20 de febrer de 2010

Animación Limitada

Anteriormente habíamos hablado de la técnica de animación tradicional más prestigiosa y elaborada, la Cel Animation: Hermosa, llena de posibilidades, pero tan lenta y cara que habría sido dificil construir una industria de la animación masiva con ella.

A finales de los años 50, la aparición de la TV hizo que el mundo del cine entrase en crisis, la mayoria de estudios de animación debieron reducir dramaticamente sus presupuestos, y otros como United Artists o Metro Goldwin-Mayer prefirieron cerrar los estudios y vivir de vender sus animaciones clásicas a las cadenas de televisión.

Cuando cerró Metro Goldwin-Mayer, sus dos animadores estrella: William Hannah y Joseph Barbera re-contrataron a los animadores del estudio y fundaron el estudio Hannah Barbera, con intención de hacer animaciones para la pequeña pantalla. La cadenas de TV ofrecían unos presupuestos ridículos para la programación infantil: El presupuesto para una hora de programa equivalía al de un corto de 10 minutos de Tom y Jerry de calidad normalita. Hannah Barbera debió tomar una serie de decisiones para poder tener un estudio rentable: primero, compensar la falta de medios con argumentos de calidad, segundo, plantearse hacer series para el público adulto, y tercero, al igual que United Productions of America (anteriormente United Artists), desarrollar técnicas de animación baratas y rápidas, la técnica llamada Animación Limitada:

ANIMACIÓN LIMITADA

Ya habíamos hablado de sub-técnicas de Cel-Animation para reducir costes, como animar únicamente a los objetos y personajes en movimiento y dejar al resto dibujados en acetatos estáticos. La animación limitada consiste en exprimir al máximo estas características de la Cel-Animation. Se trata de animar exclusicamente las partes del personaje que se mueve y dejar el resto estático. Si hay un personaje sentado, por ejemplo, animaríamos sólo la cabeza y los brazos del personaje y el resto se quedaría en un acetato inferior. O en un plano con un personaje hablando, podemos animar sólo los labios.

The Huckelberry Hound Show (Hannah Barbera 1958)

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada